El castillo

El castillo, de estructura medieval, se encuentra en Parets del Vallés, situado en la parte suroeste de la comarca del Vallès Oriental a 7 km de Granollers y a 23 km de Barcelona. Está catalogado como un Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) como monumento histórico, y en 1999 fue reconocido como el castillo mejor conservador de Cataluña .

La fortaleza, habitada desde la época iberoromana, fue construida sobre una antigua villa romana llamada Villa Abdela, ubicada sobre la Vía Augusta. Fue reconstruida en el s. XIV y durante la Guerra de los Segadores (1640-1652), resistió algunos ataques. Pocos años después, la habitó el barón de Rocafort y dos siglos más tarde empezó a funcionar como una granja.

Se trata de un edificio de planta cuadrada del siglo XII, que cuenta con dos torres cilíndricas en cada extremo, coronada con almenas. Las torres tienen troneras redondas para armas de fuego y se conserva un horno de barro, que fue descubierto en unas obras de restauración. Al igual que los castillos de toda Cataluña, está vinculado a varias leyendas acerca de la magia, cuentos de hadas, fantasmas y duendes.

Se accede a través de un puente medieval y cuenta con varios salones, totalmente equipados y acondicionados, así como zona boscosa, piscina y jardín.