beatriz-perez-moya-M2T1j-6Fn8w-unsplash

Casarse en San Valentín

00¡El romanticismo en estado puro! ¿Se te ocurre algo más romántico que casarte el día de San Valentín? La fecha que elijáis para casaros os acompañará toda la vida, así que es una buena idea aprovechar este 14 de febrero, una fecha señalada, para casaros. ¡El summum del romanticismo!

element5-digital--WAiyQLGEEc-unsplash

Aprovecha para celebrar el amor

El día de San Valentín es el día del amor por antonomasia. Convierte tu boda, no solo en la celebración de vuestro amor de pareja, sino del amor en general.

Haz partícipes a tus invitados de la celebración de este día tan señalado. Prepara detalles para las parejas que asistan a tu enlace. Al fin y al cabo, están celebrando San Valentín contigo así que será un gran detalle que tú lo celebres con ellos. 

micheile-henderson-gnm2op0m2pw-unsplash

Eso sí, ¡no te olvides del resto! No corras el riesgo de dejar fuera de la celebración a aquellos que no tienen pareja, el amor no tiene por qué limitarse a ellos. Piensa en sorprender a tu familia y demostrarles lo que los quieres. Tus padres, tus tíos y tías, tus hermanos o hermanas, tus primos y primas… Se merecen devolverles algo del amor que os tienen. ¡Que viva el amor! 

Vuestros amigos y amigas han estado a vuestro lado siempre que lo habéis necesitado, tanto en los momentos buenos para celebrar como en aquellos menos buenos, para apoyaros. Se merecen que les agradezcáis todo esto con algún detalle especial. Una canción con un significado para el grupo, un regalo, unas palabras… Déjate inspirar por ellos y aprovecha la ocasión para demostrar lo importante que son para la pareja. ¡El amor también es la amistad!

jez-timms-bwtgal6MJLM-unsplash

¿Y qué decís de los pequeños de la casa? Si hay niños en la familia, tened un detalle con ellos como un lugar en el que poder jugar. Las bodas son eventos en los que los niños y niñas pequeños suelen aburrirse así que nada mejor que evitarlo para que se sientan a gusto. Puedes tener una esquina de juegos con libros y lápices para pintar o juguetes para que se distraigan entre ellos. Incluso también puedes contratar a un canguro para que se encargue de ellos o a un actor o actriz para que les haga un pequeño espectáculo adaptado a ellos.  

Romanticismo en todas partes

Una boda, ya de por sí, es un evento en el que se celebra el amor y en el que la decoración suele tener tintes románticos. Si encima este evento se celebra el día de San Valentín nada mejor que dejarse llevar por este ambiente romántico en tu decoración. Rosas rojas, farolillos, luces LED, velas, música romántica… Todo es poco para crear el ambiente ideal. 

victoria-priessnitz-SDTpGurXxTU-unsplash

Otra idea para que tu boda tenga un toque romántico extra es ofrecer una candy bar a tus invitados. Puedes optar por una mesa dulce toda de color de rosa con donuts, chucherías o galletas con fondant. También puedes convertir este rincón en un saloncito de té, con sus tazas y sus pastitas. Una decoración vintage o rústica ¡y ya lo tienes!

joanna-kosinska-9WNi3OTzqtI-unsplash

uby-yanes-7YASG6Yfd10-unsplash

Un día señalado para recordar

Un tip de ahorro es precisamente casarte el día de San Valentín. Y decimos ahorro porque ya no tendrás que invertir en regalito de aniversario y otro en San Valentín. Un 2×1 en toda regla.  

Sin duda, a nadie se le olvidará vuestro aniversario. Una fecha señalada como San Valentín es difícil de olvidar, tanto para vosotros como para vuestros invitados. ¡Seguro que todo el mundo os felicita año tras año! Incluso cuando hagáis las bodas de plata o las bodas de oro será un momento ideal celebrarlo en un día señalado de nuevo, ¿por qué no?

element5-digital-qfDD1E-tb4w-unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>